Masaje con saquitos de hilo calentados al vapor, que contienen hierbas de lavanda y sales marinas. Este sistema proviene de la cultura Thaï, que lo utiliza para calmar los nervios y redirigir las energías para recobrar el alma y la salud. Se utiliza la flor de lavanda y cristales de sal marina por sus propiedades calmantes. Se aplican en puntos estratégicos, donde hacen presión por todo el cuerpo, y ejercen una acción reconfortante y relajante. La difusión de calor, y la fragancia aromática de la lavanda, hacen posible una distensión y relajación intensas.