Esta terapia procede de rituales ancestrales practicados por los indios de América, los indios utilizaban rocas que calentaban o enfriaban para aliviar las presiones del cuerpo, es un tipo de medicina alternativa para el cuerpo y el espíritu.

Consiste en realizar un masaje con piedras de contraste de temperatura al colocarlas en el cuerpo o cara, y también se utilizan para masajear el cuerpo. El contraste entre caliente y frío (termoterapia) estimula la circulación y relaja el cuerpo.